Alimentos para regular el colesterol

Realizar ejercicio físico regularmente nos ayuda a mantener un buen estado de salud, a sentirnos bien y a reducir el riesgo de sufrir ciertas enfermedades o de ganar peso.

 

 

Una dieta saludable, baja en grasas saturadas, es algo que debemos tomar  en cuenta con esos kilos de más que tanto cuesta eliminar.

 

 

Aquí están cinco alimentos que puedes consumir para regular tu colesterol, prevenir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y mucho más.

 

 

Avena y cereales

Consumir avena o cereales integrales tiene muchos beneficios para la salud. Son alimentos ricos en fibra y bajos en grasas que te darán la energía suficiente para comenzar bien el día. A eso se añade que crean una sensación de saciedad más duradera que otros alimentos y eso te ayudará a no pensar en consumir cosas poco saludables a media mañana o media tarde. Los puedes tomar con leche, yogur y frutas; con la avena puedes incluso preparar galletas, espesar sopas, incorporarla en batidos y hasta usarla para rebozar pollo y pescado.

 

 

 

 

Legumbres

Las legumbres son un plato ideal para los días de frío. Están repletas de proteínas y minerales, son bajas en grasas y además son una excelente fuente de fibra, lo que favorece la reducción de la presión arterial y de los niveles de colesterol malo en la sangre. Intenta consumirlas dos veces por semanas y recuerda que puedes prepararlas de formas muy variadas, como sopas, cremas, ensaladas o un delicioso humus.

 

 

Frutos Secos

Las muchas vitaminas, minerales y ácidos grasos de tipo Omega-3 que contienen contribuyen a mantener la salud de nuestro corazón y ajustar los niveles de colesterol en la sangre. Debido a su contenido calórico, se recomienda no comer más de un puñado diario.

 

 

 

 

Pescado azul

Estos ácidos grasos de tipo Omega-3, ayudan a reducir los triglicéridos en la sangre y a mantener unos niveles de colesterol adecuados. Intenta consumirlos al menos dos veces por semanas, preparados al horno o a la plancha.

 

 

Frutas y verduras

Todas las frutas y verduras son bajas en grasas saturadas y ricas en fibra, vitaminas y minerales. La Organización Mundial de la Salud recomienda tomar al menos cinco raciones de frutas y verduras al día, para conseguir una alimentación saludable. Consumir frutas y verduras te puede ayudar a mantener unos niveles de presión arterial adecuados, a disminuir los riesgos de padecer enfermedades del corazón, a prevenir enfermedades como los resfriados y a reducir los niveles de colesterol, entre otras cosas.

 

 

 

 

Puedes consumir frutas y verduras para picar entre comidas, y también en forma de batidos, sopas, cremas y postres.