¿Cuál es la mejor bebida para un deportista?

 

En esta ocasión vamos a ver los diferentes tipos de bebidas que existen y cuándo es mejor tomarlas.

 

 

  • Agua:

El agua de grifo siempre suele ser una buena opción. Es recomendable beber de 5 a 10 centilitros cada 15 minutos si vas a correr durante una hora. Si tu carrera va a durar menos, puedes beber menos o incluso esperar a después de tu entrenamiento.

 

 

Cuándo tomarla:

El agua es ideal para salidas cortas de entre 30 y 45 minutos. En salidas largas, si ingieres hidratos de carbono, también deberías combinarlos con agua.

 

 

  • Electrolitos:

Los encontrarás en forma de polvos o ya mezclados y te aportarán sabor y electrolitos (sodio, potasio, magnesio y calcio). Aunque hoy en día no hay pruebas definitivas que confirmen que la ingesta de electrolitos prevengan los calambres, sí que ayudan a equilibrar los niveles de fluidos y la absorción. 

 

 

Cuándo tomarlos: 

 

 

En cualquiera de tus salidas donde quieras hidratarte con algo con sabor y electrolitos extra. Si sueles sudar mucho esta es tu mejor opción. Ahora lo difícil es saber qué tipo de bebida escoger puesto que hay bebidas con electrolitos que además le añaden vitamina B6 y B12 o incluso cafeína.

 

 

vitamin-b-effervescent-tablet-supplement

 

 

  • Isotónicas 0%:

Las bebidas energéticas que no tienen calorías son edulcoradas artificialmente que añaden sabor aportando vitaminas y electrolitos. Las bebidas bajas en calorías sí contienen hidratos de carbono aunque es cierto que en menor cantidad que el resto de bebidas deportivas tradicionales.

 

 

Debes tener en cuenta que no tienen tanta cantidad de hidratos de carbono como para proporcionarte energía durante salidas muy largas.

 

 

Cuándo tomarlas: 

 

 

En salidas de una hora o menos. También es una buena opción para gente que quiera bajar de peso y no corran por un objetivo de tiempo o para una carrera.

 

 

  • Energéticas:

Estas bebidas aportan hasta un 50% más de electrolitos, y un 25% más de hidratos que las bebidas isotónicas. La novedad aquí es que contienen hidratos de carbono múltiples transportables (que significa que tiene más de un tipo de carbohidrato, como la glucosa y la fructosa). El resultado es que tu tracto intestinal absorberá más hidratos, otorgando a tus músculos más energía y mejorando tu rendimiento.

 

 

Cuándo tomarlas: 

 

 

Durante salidas de dos horas o más o para deportistas que trabajen a altas intensidades durante sus sesiones de entrenamiento.