Jugos de frutas: rápidos y fáciles, pero…

Son ideales para disponer de un desayuno completo, sin tener que perder el tiempo para pelar y masticar un pedazo de fruta entera. Sin embargo, hay que señalar que la mayoría de los expertos creen que es mucho mejor comer la fruta al natural tal y como viene de la naturaleza que cuando está exprimida. Hay algunas características que vamos a destacar.

 

 

Captura de pantalla 2017-06-27 a la(s) 03.03.06 copy

 

 

Las vitaminas son frágiles y se deterioran rápidamente por lo que pronto se oxidan, especialmente en el caso de la vitamina C. Cuando cortas,  exprimes o sirves una fruta abierta, esto retarda el tiempo de consumo del propio consumidor  y facilita la pérdida de vitaminas. Aprovechar el contenido de vitaminas de los alimentos es importante porque las vitaminas antioxidantes tienen como efectos beneficiosos la prevención del cáncer y otras enfermedades. También ayudan a mejorar las defensas de nuestro sistema inmunológico y el funcionamiento del cuerpo a nivel celular.

 

 

 Para hacer un jugo de naranja pueden usarse dos o tres naranjas, pero el resultado final casi no aporta contenido de fibra. La fibra dietética es muy saludable. Nos da una mayor sensación de saciedad, lo que previene la obesidad. Además de la lucha contra el estreñimiento, regula los niveles de colesterol y de glucosa en la sangre y ayuda a prevenir el cáncer de recto y colon.

 

 

 

 

La mejor opción es mantener la piel en la fruta en cuestión, siempre y cuando se limpia la fruta con cuidado. Puedes hacer un jugo de fruta de vez en cuando para preparar un smoothie. Estos pueden ser hechos con jugos de fruta exprimidos o jugo concentrado. Si puedes, trata de elegir siempre la primera opción. El jugo exprimido de la fruta tiene un sabor más natural de calidad, mejor y en general, tiene menos calorías.

 

 

fruit-food-healthy-fresh-53130

 

Añadido de azúcar.

 

No hay necesidad de comprar jugos con azúcar añadido. Por un lado nos proporcionan más calorías y, por otro, puede “contaminar” el gusto con el tiempo, perdiendo la capacidad de apreciar el sabor natural de la fruta.

 

 

 

 

Es preferible no mezclar con edulcorantes artificiales. Estas sustancias pueden tener efectos negativos en la salud.